Mascotas en la Piscina

Recuerdo claramente la primera vez que escuché como afecta que un perro nade en la piscina: "Un perro en una piscina durante 8 minutos tiene el mismo impacto en la química y calidad del agua que 20 personas en una piscina durante 8 horas". Sin llevar a cabo una investigación adecuada, no podemos decirles cuál es la verdad, pero lo cierto es que, como operadores de piscina, mantener una donde nadan mascotas es todo un desafío: el pelo flota por la piscina, obstruye el filtro, desnatadoras y canastillas, además incrementa el consumo de cloro (por sólo mencionar algunos).

Adicional a lo anterior, está la amenaza de las enfermedades que los animales pueden transmitir a las personas (zoonosis). La mayoría de ellas, al igual que las enfermedades que se transmiten de persona a persona en las piscinas y otros lugares de recreación, se inactivan fácil y rápidamente en las piscinas que cuentan con un mantenimiento adecuado, y aunque a los amantes de los animales no nos importará pasar un poco más de tiempo limpiando la piscina cada semana, surgen otras dudas…

¿Qué tan segura es la piscina para las mascotas?

  • La natación es un ejercicio de bajo impacto y agradable para las articulaciones que puede ayudar a su mascota sin el riesgo del impacto asociado con correr o saltar.
  • Si su mascota le teme al agua, nunca debe forzarla a entrar a la piscina, ya que el estrés y la ansiedad probablemente negarán la mayoría de los beneficios para su salud.
  • Vigile siempre a su mascota alrededor de la piscina, especialmente a cachorros jóvenes, mascotas de edad avanzada, con problemas de visión y a mascotas que sufren de trastornos convulsivos.
  • Al igual que las personas, algunos animales experimentan sequedad de la piel, irritación o alergia al contacto con el agua de la piscina. Es muy importante desarrollar una rutina de enjuague de su mascota con agua del glifo y de limpieza de los oídos después de cada sesión de natación.
  • La ingestión de agua de la piscina puede causar una serie de síntomas clínicos, dependiendo de la calidad del agua y de la filtración. En una piscina desequilibrada, los niveles altos de productos químicos pueden causar irritación gastrointestinal y provocar vómitos, diarrea y disminución del apetito.
  • No mantener el nivel de desinfectante adecuado y una pobre filtración pueden aumentar el riesgo de virus, bacterias y parásitos que pueden infectar potencialmente a personas y animales.

¿Qué pasa con el efecto de su mascota en su piscina?

Las mascotas generalmente llevan pequeñas cantidades de materia fecal en su piel (además de otros desechos). Tener mascotas en su piscina probablemente aumentará la cantidad de productos químicos necesarios para mantener su piscina en óptimas condiciones. Además, las pezuñas de su mascota pueden causar daños si el revestimiento de la piscina es liner.

En general, nadar puede ser una actividad fantástica y saludable para su mascota. Sólo tenga en cuenta que tenerlo en su piscina puede requerir mayor tiempo para el cuidado de la piscina y tiempo adicional para el cuidado de él/ellos después de usar la piscina.

En Piscinas ADASA esperamos que esta información le sea de utilidad y tome sus precauciones al nadar con sus mascotas.