¿Por qué es importante el pH en el agua de una alberca?

El pH mide la acidez y alcalinidad de sustancias. Se mide en una escala que va de 0 a 14, donde los valores menores de 7 representan acidez y los mayores de 7 a la alcalinidad, siendo así el 7 un valor neutro.

Para alargar la vida de las piscinas es necesario mantener el PH en condiciones óptimas de esta manera podremos disfrutar de un agua cristalina por más tiempo. Los valores recomendable oscilan entre 7.2 y 7.6, si el agua no corresponde con estos valores puede ocasionar problemas en las personas que usan la piscina como irritación en piel, ojos, mucosas, también ocasiona deterioro en materiales que conforman la alberca, problemas de corrosión, así como provocar que el sistema de desinfección no opere adecuadamente.

Existen varios motivos por lo que el pH cambia, entre ellos es el volumen de agua, factores como el sol y el viento hacen que este varié por lo que también variar el pH. Las cremas solares, sudor, cabello, incluso el modo en cómo le añadimos cloro afecta.

Es importante revisar el pH cada 4 días como mínimo, sobre todo en días de lluvia y calor.

Recuerda que en Piscinas Adasa contamos con una amplia gama de productos químicos como modificadores de PH así mantendrás tu piscina en optimas condiciones.